No querían al Tamayo en Chapultepec

Publicado originalmente en: http://www.lasillarota.com (7 de septiembre de 2012)

La reciente re- apertura  del Museo Tamayo en Chapultepec, me hizo recordar la intensa batalla que los involucrados en el proyecto tuvieron que dar hace ya más de treinta años para lograr la aprobación de su construcción en el Bosque de Chapultepec. Tengo presente la tenaz lucha de mi padre (autor del proyecto en coautoría con el arquitecto Teodoro Gonzalez de León) y del maestro Rufino Tamayo quienes se empeñaron en que la construcción fuera en el lugar de la ciudad de México donde la población pasa su tiempo libre.

La resistencia a este plan era de tal magnitud, que tuvieron que pasar más de nueve años y dos sexenios presidenciales para que finalmente se llevara a cabo. Para ilustrar al lector(a), en este artículo citaré   un texto sobre el tema escrito por mi padre durante el primer semestre de 1981, en el cual se explica por qué Tamayo estaba en lo correcto en su convencimiento de que “cualquier otra localización no garantizaba una asistencia nutrida y popular a la nueva institución… “.

Por las condiciones de la ciudad de México, era muy importante que el nuevo establecimiento cultural se ubicara en el lugar más accesible donde la gente acude cotidianamente para su recreación. Como lo apuntaba el arquitecto Zabludovsky “El Museo de Antropología e Historia y el de Arte Moderno comprueban lo anterior con su elevado número de visitantes”. Por el contrario “el museo Carrillo Gil, que tiene una colección interesante y buena promoción, consigue muy bajas asistencias, no obstante que se ubica en un punto accesible en la ciudad.”

Como se puede observar en otros países como Estados Unidos, los grandes museos y bibliotecas que tuvieron éxito son aquellos que se asociaron a los lugares de esparcimiento más céntricos. Así lo muestran los importantes edificios del siglo XIX y principios del XX como lo son el Metropolitano en el Central Park de Nueva York, del museo de Filadelfia y los de Washington en el Malll.

Frente a las acérrimas críticas que se oponían al proyecto en función de la    presunta destrucción de las áreas verdes de Chapultepec, mi padre mostraba cómo los museos ocupaban una fracción ínfima del suelo del Bosque y más bien funcionaban como el equipamiento cultural del mismo. En realidad, cualquiera de las obras viales realizadas dentro de nuestro gran parque había suprimido “áreas verdes equivalentes a la superficie de 20 o 30 museos”.

“Todo el mundo aconsejaba a Rufino y Olga Tamayo que abandonaran la idea de ubicarlo en el Bosque. Se sugería el Pedregal, la Tercera sección del propio Bosque, y varias otras pero Tamayo permaneció firme en su oposición inicial y, aliándose con un grupo de la iniciativa privada, formó un patronato y logró que finalmente el museo fuera inaugurado en Chapultepec en el año de 1981.

Por su parte, los arquitectos diseñaron un proyecto en el cual la adecuación al bosque fue uno de sus objetivos prioritarios. Buscaron materiales compatibles con la naturaleza y, mediante el diseño de volúmenes escalonados, lograron disminuir la dimensión real de un edificio, que, lejos de luchar o imponerse sobre el paisaje, logra establecer “una continuidad entre la yerba del bosque y los muros del museo” produciendo la ilusión de que “el edificio brota del suelo”

Preocupado por resolver los más mínimos detalles,   el arquitecto Zabludovsky visitó     prácticamente todos los museo importantes que existían, y estudió cuidadosamente los elementos de la iluminación para buscar el debido equilibrio entre la luz natural y la artificial, y presentar un diseño que combina una diversidad de alturas y ambientes y da un tratamiento escultórico a los espacios del edificio. El resultado fue un proyecto excepcional que, lejos de violentar el bosque, lo acompaña y enriquece de forma respetuosa y armoniosa.

Ahora que el museo ha sido re-abierto y podemos gozar de su excepcional colección, no está por demás, que dediquemos un tiempo a recordar la lucha que tuvieron que dar sus promotores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: