A UN AÑO DEL BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA ¿Qué nos dejaron las conmemoraciones?

Originalmente publicado en: http://www.lasillarota.com (16 de septiembre, 2011)

Hoy se cumple un nuevo aniversario de la Independencia  en una atmósfera sombría sin muchas luces para festejos.  Ante  el  ascenso de la delincuencia en el país y  los lamentables atentados terroristas, como el que cobró tantas víctimas inocentes  en el casino de  de Monterrey,  los aires que soplan en el país son más de duelo que de verbena.

Además,  a un año de las tan alardeadas  conmemoraciones  del Bicentenario, se ha hecho cada vez más evidente que todo se quedó en “mucho ruido y pocas nueces”. y ,conforme pasa el tiempo, cada vez nos resultan más vacuas y sin sentido.  ¿Qué ganamos  como ciudadanos (as) de los innumerables  circuitos, carreteras, parques y plazas públicas  que fueron re-bautizados el año pasado con el motivo del Bicentenario?
La realidad a que nos enfrentamos muestra cuánta razón tenían los mexicanos(as)  que en su momento manifestaron su rechazo y desconfianza ante los actos organizados por el gobierno.  .En un sondeo realizado, en agosto y septiembre del 2010 entre 1150 estudiantes y otros sectores de la población de la ciudad de México, la antropóloga  Alicia Juárez y yo encontramos   los siguientes resultados que vale la pena tener nuevamente presentes:
1.-La mayoría de los entrevistados estaban deseosos de conmemorar la Independencia porque consideraban que se trató de “ el primer movimiento relevante de la historia de México”, marcó el inicio de la formación como país y de la autonomía, la libertad, la soberanía, la identidad nacional, y “es costumbre festejar esta fecha como una manifestación de la unión de los mexicanos”.
2.- Sin embargo sus perspectivas de las conmemoraciones no eran  las mismas que las del gobierno. Tanto los estudiantes de las universidades públicas (71%), como los de escuelas privadas (69%) y la población en general (73%)  consideraron que la prioridad de éstas debía haber sido la prospectiva (la reflexión con base a la experiencia histórica de la realidad actual para planear el futuro). En un segundo lugar, se señalaron las obras públicas, mientras que los actos conmemorativos  ocuparon el tercero y último lugar.
3.-En cuanto a la evaluación de las acciones que se listaron para conmemorar  el Bicentenario, la única que se reconoció como “muy importante” entre los tres grupos consultados (74% población general; 70% universidades privadas; 62% universidades públicas) fue la obra del drenaje profundo del Valle de México. En este sentido más que cuestiones ceremoniales, la investigación  mostró  que a la gente le interesan actos concretos que incrementen su bienestar social.
4.-Otros programas que fueron considerados “algo importantes” son las obras públicas, la Biblioteca Bicentenario, la creación de espacios deportivos y lugares de esparcimiento, los programas históricos y de difusión, los seminarios, foros y conferencias, y el Proyecto Iniciativa México.
5.- Una ligera mayoría de los entrevistados expresó que la exhumación de los héroes y su exhibición en la galería del Palacio Nacional no tenía ninguna trascendencia.
6.- La mayoría de la población consideró que los recursos financieros invertidos en las conmemoraciones fueron excesivos Así lo señalaron  el 83% de los estudiantes de universidades públicas, el 80% de la población general y el 77% de los alumnos de universidades privadas.
8.-,Con rangos  que fluctúan entre 70 y 80% , la mayoría de los entrevistados (as) consideraron que,  en comparación  con el año  1910, el país estaba peor en inseguridad ; corrupción, y niveles  de pobreza. y que había logrado avanzar  en la vida democrática la  libertad de expresión,  la creciente equidad de hombres y mujeres, las manifestaciones culturales,  y  la participación ciudadana.
Estos resultados obtenidos en nuestra investigación, han sido ratificados recientemente por otros estudios. La II Encuesta Nacional de Cultura Institucional dada a conocer recientemente por  el Instituto de Investigaciones  Jurídicas de la UNAM,  encontró  que aunque la mayoría de los entrevistados tenían una percepción positiva e acerca de las posibilidades de ejercer su  libertad de elección, el  71% de ellos  consideran  que el país estaba igual  mal o peor que hace un año. La mayoría  tienen expectativas pesimistas sobre la perspectiva de futuro de México. y consideran que la situación política es preocupante o peligrosa.
Ante este panorama tan sombrío, este  16 de Septiembre de 2011 resulta difícil festejar  la Independencia sin relacionarla con el sabor amargo del primer aniversario   de las conmemoraciones del Bicentenario que, lo único que dejaron, es una sensación de vacío y de falta de rumbo.
Nadie sabe qué representaba “El Coloso” ni cuál fue el paradero de esta incomprensible figura.  En cuanto las obras púbicas, este año presenciamos las denuncias de corrupción de la famosa “ Estela de Luz “ que, como símbolo de lo que ocurre en el país, transmite una gran  incertidumbre y una   descomunal  incapacidad  para  erguirse y levantarse. Y en cuanto a la prospectiva .¡Cuánta razón tenían nuestros entrevistados que en un momento la consideraron prioritaria! ¿Dónde quedó el análisis de la realidad histórica para poder proyectarse hacia el futuro?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: